Entérate de qué manera nuestro cerebro se ha hecho más productivo los últimos años

La evolución del hombre es un factor de nunca acabar, pues a la larga nos ha hecho llegar a lo que somos ahora, sobre todo al ambiente en el que vivimos, rodeados de aparatos tecnológicos, cuyo objetivo es facilitarnos la vida. En esta oportunidad, veremos cómo nuestro cerebro ha evolucionado y sigue haciéndolo con el paso del tiempo ¡No te lo pierdas!

Mucho se ha debatido la ciencia en demostrar la evolución del hombre. Si las teorías creadas alrededor de nuestra existencia son ciertas ¿no debería esto significar que nuestro cuerpo es un organismo en constante evolución? ¿Qué nos hace pensar que no seguiremos evolucionando con el paso del tiempo tal y como lo hizo el Homo Habilis en su momento?

Los humanos, hemos ido agrandando el tamaño de nuestro cerebro, gracias a un proceso evolutivo que lleva ya millones de años. Pasamos de ser simples “chimpancés” a los Homo Sapiens que somos ahora. Si la teoría evolucionista es verdadera, sería una tontería pensar que nuestro ritmo de evolución se ha detenido, especialmente cuando vivimos en un mundo que cambia constantemente y que nos obliga a tener procesos cerebrales mucho más complejos.

Nuestro cerebro evoluciona

En los últimos años, hemos podido ver como la tecnología ha incrementado nuestra productividad. No es raro escuchar a las madres de niños de 3 y 4 años sorprendidas por las habilidades de sus pequeños: “Eso no lo hacía yo a esa edad” piensan algunas, afirmando que tienen hijos genios. Pero la proliferación de genios, en la era actual, no es más que una demostración del proceso que naturalmente ha venido llevándose a cabo durante muchos años de adaptación y evolución.

 

La evidencia de la productividad incrementada del cerebro humano, podemos encontrarla en los propios avances tecnológicos y en las invenciones robóticas que intentan crear un mundo más simple y cómodo para nuestra especie. Teléfonos inteligentes, automóviles que vuelan y prótesis biónicas, han sido creaciones recientes de los cerebros más estudiados, demostrando que nuestra capacidad de creación ha evolucionado, llevando al mundo a igualar incluso algunas de las películas que veíamos en los años 80 y cuyo ambiente futurista se veía alocado e imposible en esa época.

Hoy vemos, satisfactoriamente, como nuestros hogares van adquiriendo independencia, a través de programas y aparatos tecnológicos que evidencian la productividad humana, pero hay quienes creen que esta excesiva automatización de los procesos nos llevará a la debacle mental. Ya no necesitamos memorizar los números telefónicos de nadie, nuestro teléfono inteligente lo hace por nosotros y esto es sólo el principio. Muchos creen que la falta de ejercicio mental y la influencia de la tecnología en nuestro día a día, harán que nuestro proceso evolutivo se haga más lento; sin embargo hoy en día no hay una sola evidencia que justifique dicha afirmación y es posible que nuestros cerebros vayan adquiriendo más tamaño y actividad con el paso del tiempo como una consecuencia natural de adaptación al ambiente en el que vivimos.

Deja un comentario